Que no te engañen con las terrazas. Denuncia.

Desde el lunes 25 de mayo Madrid se encuentra en fase 1 de desescalada y se pueden abrir las terrazas – no los bares ni restaurantes etc. – aunque sólo con un 50% de su aforo autorizado.

El ayuntamiento pretende, siempre que sea posible, permitir que las terrazas autorizadas ocupen más espacio del que ahora ocupaban; primero para poder separar 2 m las mesas entre sí y segundo para que puedan tener más aforo del 50% permitido por el gobierno en la fase 1 en la que estamos.

La ocupación de más espacio tiene que ser autorizada con el concejal del distrito, que es quien concede las autorizaciones. Hasta que eso suceda, todas las terrazas deberán ocupar el espacio que ocupaban retirando elementos para reducir su aforo al 50% y poder asegurar una distancia de 2 metros entre mesas; como garantía de distanciamiento social.

En este contexto, como muchos medios ya han contado, Villacís no cesa en su claro empeño de que las terrazas colonicen el espacio público so pretexto de la crisis económica de los bares – no de la economía de los ciudadanos o de la economía en su conjunto ni sobre todo de garantizar poder usar el espacio público asegurando la distancia social y reduciendo el riesgo de contagio –  y para tal objetivo se han ocupado ella y su equipo en crear una gran confusión sobre lo que pueden y no pueden hacer las terrazas.

Por aclarar, e independientemente de que el concejal pudiera permita a algunas terrazas ocupar más espacio, las terrazas en La Latina:

• no podrán tener más elementos – mesas y sillas – de los autorizados
• no podrán poner música ni utilizar ningún elemento de reproducción acústica
• deberán cumplir los horarios autorizados de apertura y cierre por estar en zona de protección acústica
Estas son las autorizaciones de las terrazas de La Latina que los negocios tienen autorizados con lo que para cumplir deben de poner la mitad (50%) de lo que marca el cuadro que os adjuntamos. Si eres un vecino afectado por el incumplimiento de estos negocios – especialmente si no respetan los horarios de apertura y cierre que deben cumplir – llama a Policía Municipal, graba videos de los incumplimientos y ponte en contacto con nosotros en asociacionvecinoscavas@gmail.com:

Terrazas La Latina

Los hosteleros se quieren apropiar de la Cava Baja y sus aledaños

Nota de prensa de la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos Madrid Centro, de 26 de mayo de 2020 en respuesta a la propuesta de peatonalización temporal de las calles Cava Baja, Humilladero y Almendro

La Coordinadora de Asociaciones de Vecinos Madrid Centro en especial La Asociación de Vecinos Cavas-La Latina en respuesta a las informaciones aparecidas en medios de comunicación sobre las presiones de la asociación de bares de la latina (ADELA) al ayuntamiento de Madrid para convertir calles del barrio en bares al aire libre, quiere manifestar:

1) En plena desescalada de una situación tan grave como la pandemia que estamos sufriendo, nos parece inasumible que se plantee una medida como la propuesta que no sólo supone un altísimo riesgo para su propagación sino que empeoraría gravemente la contaminación acústica de la zona. La nueva normalidad que proponen para salvar sus negocios pasa por empeorar las condiciones de salud de las familias que viven en esas calles

2) Señores hosteleros: es obvio que esta pandemia afectará a sus negocios, como también a otros millones de otros sectores de nuestra ciudad y nuestro país, así como a la mayoría de nuestras economías familiares. Pero eso no les da derecho a disponer de nuestro espacio público ni de nuestra salud, la cual parecen tener, ustedes y algunos políticos del ayuntamiento de Madrid, en tan poca estima. Hablan ustedes de que en la Latina se concentran bares que dan empleo a muchas familias, pues les recordamos que en las tres calles que ustedes proponen peatonalizar viven más de 1000 familias. Familias que si se aceptara su propuesta tampoco podrían disfrutar de la vuelta a la normalidad, porque no podrían vivir ni descansar. Ahora, para que ustedes puedan volver a su “nueva normalidad”, los vecinos y vecinas de esas calles deberán de soportar ruidos industriales en sus domicilios y no poder hacer uso de las aceras, aceras que son de todos y no de ustedes sólo. Por mucho que les cueste aceptarlo los espacios públicos son eso “públicos”, de todos y todas, y nunca deben reservarse para el uso privado y beneficio económico de unos pocos, en este caso de ustedes.

3) Resulta vergonzante que con la actual legislación contra el ruido, que protege el derecho fundamental a tener una vida saludable en nuestras viviendas, ustedes quieren utilizarla como un instrumento que se acomode a sus intereses, legítimos pero que nunca pueden imponerse por encima del beneficio de la comunidad, de los vecinos y vecinas de las tres calles que quieren peatonalizar. El solo hecho de plantear esa posibilidad ya retrata su insolidaridad.

4) Las tres calles que proponen peatonalizar temporalmente son calles protegidas por la ZPAE, normativa respaldada no sólo a nivel estatal sino comunitario. Esta propuesta no tiene ninguno respaldo jurídico que la pueda respaldar, porque contraviene toda la legislación que protege esta zona, zona de protección acústica.

4) Después de sufrir 70 días de confinamiento ejemplar de la población, ustedes proponen el “salvase quien pueda” “de la forma que sea” y “pese a quien pese”…..Pero les hacemos saber que no vamos a renunciar a nuestros derechos ni a nuestra salud; y que acudiremos a las instituciones que haga falta a pedir amparo y cualquier tipo de responsabilidades, incluidas las penales.

5) Queremos trasladar a la Junta de Centro que de las crisis surgen las oportunidades. Apelamos por ello al Ayuntamiento de Madrid para que convierta esta situación adversa en una enorme oportunidad para cambiar el modelo de nuestro distrito y adaptarlo a lo que sin duda será el nuevo paradigma de nuestra forma de vida, donde el distanciamiento y la dispersión espacial de las actividades será fundamental frente al actual modelo de concentración en un solo distrito, como ocurre hoy con las actividades de hostelería.
Juntos tendremos que potenciar los espacios públicos amplios y abiertos, más óptimos para guardar las distancias de seguridad a usuarios y empleados, y a estos con los peatones, los residentes y el resto de actividades. Para salir de esta crisis el apoyo al pequeño comercio, y a la hostelería, será fundamental, pero no permitiendo el hacinamiento, la concentración y la reducción de distancias como los hosteleros reclaman.

Villacís, la Manuela Malasaña de los hosteleros

Esta semana hemos tenido dos reuniones con el Ayuntamiento de Madrid sobre el tema de las terrazas, motivadas por la tormenta de iniciativas que en este campo están teniendo para salvar la economía nacional.

¿Por qué esta fijación del Ayuntamiento de Madrid por las terrazas? Es cierto que los bares han tenido que suspender la venta dentro del local y en terrazas, pero recordamos que pueden servir comidas para llevar y consumir fuera. Pocos son los locales que lo han hecho. Hay vecinxs que, en condiciones normales, comen a diario menús que sirven algunos locales del barrio. Cabe deducir que tanta prisa por ponerse en marcha es debida a que la gran mayoría vive más de servir bebida que comida.

Dentro del Ayuntamiento, quien mueve estas iniciativas es la Vicealcaldesa Begoña Villacís, que busca ser la abanderada de la reactivación económica a cualquier precio. Le ha sentado tan mal el protagonismo del Alcalde que se ha erigido en la Manuela Malasaña o Agustina de Aragón de los hosteleros. Desgraciadamente, su imaginación empieza y acaba en las terrazas.

El miércoles tuvimos una videoconferencia 13 asociaciones de vecinxs de los distritos de Centro, Retiro, Salamanca, Chamberí y Arganzuela con la Vicealcaldesa, Borja Carabante (Medio Ambiente PP), Silvia Saavedra (Participacion Ciudadana CS) y los concejales de cada uno de los distritos antes señalados. Las medidas que se quieren poner en marcha a petición de Hostelería Madrid (La Viña) son:

– Como solo se permite la ocupación al 50% de las terrazas, aumentar el espacio lo máximo para que se puedan poner más mesas, incluso sobrepasando su fachada (frente al escaparate o puertas de otros negocios).
– Aumentar el horario de terrazas hasta lo que el decreto de la Comunidad de Madrid permite, es decir, el mismo horario de la actividad (2 h AM y 2.30 en festivos).
– Poner barras en la calle para los que no tengan terraza, incluso ocupando espacios más allá de la fachada del bar.
– Poner música para que la afluencia de público sea mayor. Esta medida no se mencionó en la reunión pero el viernes fue anunciada a bombo y platillo por la Manuela Malasaña hostelera, con los famosos 80 dB como tope, nivel que se califica habitualmente como “muy elevado”, con capacidad ya para producir daños auditivos.

Para Centro, la limitación que impone la ZPAE va a salvar la ampliación de los horarios pero no las demás amenazas.

Las asociaciones de Centro dejamos claro que cualquier merma en temas acústicos sería puesta en conocimiento de la Fiscalía.

La segunda videoconferencia tuvo lugar el viernes con el Concejal de Centro para que nos explicara las medidas dentro del Distrito. Nos indicó que las medidas en Centro tendrán un impacto limitado por la ZPAE.

En suma, reuniones informativas, puesto que las consultivas sólo tienen lugar con los hosteleros.

Nos gustaría recordar al Ayuntamiento que nosotros también hemos padecido y padecemos la pandemia, tanto desde el punto de vista sanitario como desde el económico. No le debemos nada al sector de la hostelería desaforada, sector por el que vuelve a apostar la Manuela Malasaña de los hosteleros. En tiempos de crisis del turismo y profunda depresión económica, es caballo perdedor, y las molestias generadas habrán sido en balde.