Carmena nos torea con el APR

¿Quién dijo que Ahora Madrid está en contra de la fiesta de los toros?

El sector Cibeles de Ahora Madrid nos ha estado dando capotazos a los vecinos de La Latina con el APR desde que se sentaron frente a la estatua de la Diosa.

Ahora el APR ya no es para el primer trimestre de 2017 sino para el tercero. Tienen que hacer más estudios de esto, aquello y lo otro. Si estudian tanto, ¿por qué queda siempre la asignatura para el curso siguiente?

¿Cuándo dejaremos de padecer la Semana de la Movilidad, con cortes de tráfico carentes de sentido, y empezaremos a disfrutar de la ciudad de la movilidad, con una planificación adecuada?

Se fue Botella y vino Carmena. Se irá Carmena y vendrá Aguirre. Y nadie sabrá cuándo se ocurrió cada cosa, porque seguiremos con la misma basura, el mismo ruido, la misma contaminación y las mismas tomaduras de pelo.

Como no nos hacen caso, volvemos a pedir el APR

COORDINADORA DE ASOCIACIONES DE VECINOS MADRID CENTRO

FEDERACIÓN REGIONAL DE ASOCIACIONES DE VECINOS DE MADRID (FRAVM)

ECOLOGISTAS EN ACCIÓN

¡APR para el Distrito Centro YA!

Los vecinos del Centro piden a sus representantes la implantación del APR en el Distrito Centro de una vez por todas

Este año en la Semana por la Movilidad ni siquiera hace referencia al APR de Centro (Área de Prioridad Residencial), la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos del Distrito Centro nos vemos en la obligación de instar al consistorio y a las Áreas de Medio Ambiente y Desarrollo Urbano Sostenible a que a que de una vez por todas ponga en marcha el Área de Prioridad Residencial para todo el distrito, ya que es la única medida real que hará bajar la contaminación atmosférica y acústica del Distrito Centro.

Los vecinos llevábamos más de 5 años esperando a que primero el PP y actualmente AM pongan en marcha la reivindicación vecinal de un APR para el Distrito Centro. La medida, enmarcada dentro del Plan Aire, tiene como objetivo cumplir los requisitos marcados por la Unión Europea en la cuestión de calidad del aire. Sin embargo el APR se está viendo retrasada sin motivo y creemos que no va estar operativa para primeros del 2017 tal y como se comprometieron. Este nuevo retraso no justificado creemos que es debido a la presión de los comerciantes, en su mayoría hosteleros, retrasando la entrada en vigor. Ya en agosto de 2015 se recortó la zona de todo el barrio de Palacio a sólo la zona de Opera-Sol, dejando fuera a zona de las Cavas (La Latina) y Sol.

Como consecuencia de ello, una vez más las superaciones de dióxido de nitrógeno (NO2) volvieron a rebasar en 2015 los máximos permitidos, de modo que la normativa europea se ve incumplida por sexto año consecutivo

Desde la Coordinadora de Vecinos del Centro entendemos que los problemas de contaminación acústica y atmosférica que se producen en el Distrito deben corregirse ya, y se debería de empezar por convertir todas las plazas de rotación y larga duración en plazas para residentes.

Nos resulta incomprensible que la hostelería intenten paralizar medidas y el Ayuntamiento se haga eco de sus peticiones ya que en los barrios donde está implantado ha dado  excelentes resultados para la hostelería: véase el Barrio de las Letras, calle como Huertas donde no se podía vivir ni trabajar y actualmente los comerciantes pueden desarrollar su actividad mejor que antes.

El descanso de los vecinos no puede esperar, la calidad del aire no puede esperar,  El APR no puede esperar. ¡¡¡ APR Centro YA!!!

Por un aire limpio, un centro habitable,

una ciudad al servicio de sus ciudadanos y vecinos

 

Terrazas non-stop

La Comunidad de Madrid, por iniciativa del PP y del PSOE, está a punto de aprobar el adelanto del horario de apertura de las terrazas a las 8 de la mañana. Si tenemos en cuenta que cierran a las 2:30, el tiempo que se tarda en montarlas y desmontarlas, así como las labores de limpieza que el Ayuntamiento sólo puede llevar a cabo cuando no están instaladas, el tiempo exento de ruido que los vecinos podremos aprovechar para dormir será mínimo.

Cristina Cifuentes no ha querido ni molestarse en escuchar a los vecinos: aprovechando que la FRAVM (Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid) cierra en agosto, dice que no ha realizado alegaciones.

Esta es la nota de prensa que desde la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Madrid Centro dedicamos a tan oscuro personaje y sus argumentos:

CRISTINA Y LAS TALADRADORAS

Este no es el nombre de un grupo de rock, aunque Cristina – presidenta de la Comunidad de Madrid – guste de disfrazarse de roquera. De roquera y de lo que sea, porque ella es muy de aparentar. Sonriente y simpática un par de semanas antes de las elecciones; agradecida apenas unas horas después de cosechar votos; sorda, olvidadiza y desconsiderada con los ciudadanos de a pie – los que sólo votan y pagan impuestos – durante el resto de años que dura una legislatura.

Nos contaba la presidenta, con desafortunado tino, que ‘si un taladro podía hacer ruido a las 8.30 de la mañana en la vía pública entonces podían abrirse las terrazas de la ciudad a las 8’.

Señora Cifuentes: un martillo mecánico para una obra en la vía pública es un servicio contingente que actúa por pura necesidad y de manera muy acotada en el espacio y en el tiempo; una terraza no.

Sólo en el distrito centro de Madrid, y en Madrid hay 20 distritos más, hay a fecha de hoy más de 17.000 sillas de terrazas autorizadas (probablemente hasta un 50% más colocadas ilegalmente en horas de máxima demanda) que se abren al público a partir de las 10 de la mañana, y permanecen en la calle hasta las 2.30 de la madrugada en la mayoría de los casos. Un total de hasta 16,5 horas al día. Cada una de estas sillas es una potencial taladradora, o incluso peor aún, para los vecinos que han de soportarlo 16,5 horas al día.

Quiere la presidenta, para satisfacer la voraz ansia de los empresarios de la industria del ruido y el alcohol, que todas estas sillas-taladradoras puedan trabajar 2 horas más al día – hasta las 18,5 horas diarias – a las que habría que añadir el montaje y desmontaje…limitando el descanso de los vecinos afectos a 4/5 horas diarias. Todo esto, so pretexto de lo que eufemísticamente la presidenta denomina ‘incremento de la competitividad’… ¡Pura ironía! Se nota que la presidenta no ha tenido tiempo para leer los informes sobre contratación y salarios de esta industria; dignos de Bangladés.

Llama poderosamente la atención la poca humanidad de la presidenta, a pesar de haber sufrido en sus propias carnes una importante crisis de salud…Se ve que ni eso le conmueve para dejar de pensar primero y antes que nada en los dineros y los negocios de los empresarios. Y es que ser donante, y no un simple ciudadano, para algunos es un grado.

Enhorabuena presidenta, porque va a conseguir estar en las quejas y juramentos diarios de muchísimos madrileños de todo signo y color. Madrileños que, sin merecerlo, verán recortada su vida víctimas pasivas del ruido asesino de las “taladradoras”. Ya no hace falte que se disfrace más de roquera, el show ha terminado…aunque si usted quiere, siempre hay oportunidad para hablar y rectificar.

S.O.S vecinal. Invasión de terrazas en el centro de Madrid

S.O.S VECINAL

COORDINADORA DE ASOCIACIONES DE VECINOS MADRID CENTRO

INVASION DE TERRAZAS EN EL CENTRO DE MADRID O EL ¿PORQUE LOS VECINOS CARECEMOS DE DERECHOS Y NOS VEMOS ABOCADOS A “HUIR DE NUESTRAS CASAS” POR EL RUIDO Y  LA PRIVATIZACIÓN  DEL ESPACIO PUBLICO ?

NO DEBERIA SER UNA NOVEDAD QUE LA LEY SE CUMPLIESE, COMO AL PARECER INTENTA ESTE AYUNTAMIENTO, QUE SE VAYA A DISCUTIR EN UN PLENO MUNICIPAL ESTA OBVIEDAD DEMUESTRA QUE LA IMPUNIDAD MASIVA LLEVA AÑOS INSTALADA EN ESTA ZONA DE LA CIUDAD

Queremos una ciudad donde no triunfen los incumplimientos y se respete la vida de sus habitantes.

El próximo martes 28 de junio a las 9.15 horas, en el Pleno del Ayuntamiento que abordará las terrazas del centro los vecinos dirán basta.

Los vecinos del centro de Madrid  no estamos en contra de las terrazas ni de los bares. Vivimos en el centro, entre otros motivos, porque nos gusta habitar en un sitio con vida. Pero hablando de vida, también queremos que se respete la nuestra.

Denunciamos las terrazas  ilegales, las que incumplen la normativa, las que invaden y se apropian del espacio públicoaumentando la superficie que tienen concedida, la que no nos dejan dormir, las que se exceden del horario, las que ensucian las calles de manera irresponsable, las que hacen desaparecer las plazas bajo su mobiliario, las que se sitúan en altura, o las que imposibilitan el tránsito de personas y que los niños puedan jugar.

Nuestra denuncia también se dirige contra los sucedáneos de terraza que hacen llegar a nuestros hogares sus molestias a “escape libre”, cuando deberían quedar contenidas dentro del local. Nos referimos a los centenares de bares que incumplen la normativa abriendo sus puertas y ventanas con la música a todo volumen y convierten la calle en terrazas sin mesas donde sus clientes beben, vocean, gritan y orinan con un horario que se extiende  en muchos casos más allá de las 2:30 o las 3 de la madrugada.

Apoyamos la iniciativa del Ayuntamiento de Madrid para corregir este problema que afecta a nuestra vida cotidiana de manera grave, sobre todo en verano, aunque la consideramos insuficiente.  Exigimos al gobierno municipal que actué con más decisión. Así mismo pedimos al resto de los grupos municipales que actúen con responsabilidad y tengan en cuenta los derechos de los vecinos, que son vulnerados una y otra vez. Estamos cansados de que los incumplimientos, en vez de acarrear sanciones efectivas, sirvan para generar derechos adquiridos que llevan a la concesión de nuevas licencias y a la relajación, cada vez mayor, de la normativa.

Con la política llevada a cabo hasta ahora han triunfado los incumplidores y hemos salido perdiendo tanto los vecinos como los que se han preocupado de cumplir las normas.

Finalmente señalamos que, a través de nuestra Coordinadora de Asociaciones de Vecinos del Distrito Centro, estamos siempre dispuestos a mantener un diálogo constructivo con las autoridades municipales y con las empresas del sector. Eso sí, consideramos de todo punto inaceptable que se negocie el cumplimiento de la reglamentación vigente

Mañana a partir de las 8.30 h estaremos representantes de las Asociaciones Vecinales en el Palacio de Cibeles para apoyar la toma de medidas contra la actividad ilegal y en apoyo de los empresarios y vecinos cumplidores.

¿Qué es el “turno vecinal”?

Esta semana el Ayuntamiento de Madrid ha abierto el llamado “turno vecinal” para que las asociaciones de vecinos del Distrito Centro podamos tener acceso a los expedientes de los establecimientos de hostelería que generan molestias y creamos puedan estar cometiendo alguna irregularidad.

Esta circunstancia ha sido aprovechada por determinados medios de comunicación y algún partido político para criticar al Ayuntamiento y tildarnos a las asociaciones de vecinos de “inspectores de bares”, “delatores de bares”, “afines a Podemos”, “elegidas a dedo”, “lobbies de presión” o defensores de “intereses particulares”.


http://okdiario.com/espana/2016/06/08/vecinos-delatores-bares-seran-asociaciones-afines-podemos-elegidas-dedo-carmena-196395

Ante estas acusaciones nos gustaría, en primer lugar, aclarar en qué consiste el “turno vecinal”. Esta medida es fruto de la incapacidad del Ayuntamiento durante años  para atajar un problema que no sólo no ha mejorado desde la declaración del Distrito Centro como Zona de Protección Acústica Especial en 2012, sino que siguió empeorando, en buena medida por culpa de la normativa aprobada por la Comunidad de Madrid y por el propio Ayuntamiento. Las diversas asociaciones de vecinos del Distrito Centro, agrupadas desde hace poco en la Coordinadora, algunas pertenecientes a la FRAVM (Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid) y otras no, llevamos años tratando de revertir esta tendencia con el fin de que los habitantes del centro tengamos un mínimo de calidad de vida. Los expedientes de las licencias de los establecimientos de hostelería siempre han podido ser consultados por los afectados, y no es incoherente que, dada la magnitud y generalización del problema, nuestras asociaciones sean consideradas como afectadas. Con esto se nos está facilitando el ejercicio de un DERECHO DE INFORMACIÓN que hasta ahora tardaba mucho tiempo en ser autorizado.

Durante el “turno vecinal”, al que asistimos no sin esfuerzo por tener lugar a las 9 de la mañana un día laborable, se nos permite tener acceso limitado a los expedientes de determinados establecimientos, que no elegimos al azar ni de manera indiscriminada sino en función de las quejas recibidas. Los expedientes ni se sacan ni se fotocopian, y sólo podemos ver la información de carácter general. En el primer “turno vecinal”, por problemas informáticos, sólo hemos podido examinar 2 expedientes y, como resultado, hemos visto que uno de los negocios lleva tres años funcionando sin tener aún la licencia y el otro, que pone música a gran volumen, carece de licencia para ello. Esto quiere decir que no íbamos mal encaminados.

En segundo lugar, nos gustaría aclarar quiénes somos: vecinos del centro de Madrid, sin ninguna afinidad política. Ignoramos a qué partido votan nuestros asociados y no realizamos recomendaciones en este sentido. Estamos plenamente convencidos de que después de cuarenta años de democracia, cada uno sabe decidir su voto teniendo en cuenta todos los factores que le afecten. No somos ningún lobby económico, pero sí el lobby de los vecinos que quieren poder descansar en sus casas.

Por último, queremos mostrar nuestro convencimiento de que el “turno vecinal” no molesta a los establecimientos de hostelería que cumplen con las normas y sufren la competencia desleal de quienes sí las incumplen. Algunos medios de comunicación y algún partido político deberían preguntarse a qué tipo de lobby le están haciendo el trabajo.

PECUAU: el crecimiento de los bares en altura

Como sabéis, en la casi totalidad del Distrito Centro está prohibido abrir nuevos locales de ocio. Las alternativas que se están utilizando para tener más negocio son dos:

1) Solicitar terrazas o ampliación de las mismas, lo que supone exteriorizar la actividad con el ruido que esto conlleva y contraviniendo el espíritu de la ZPAE que es bajar los niveles de ruido.

2) Planes Especiales de Control Urbanístico-Ambiental de Usos (PECUAU): esta figura urbanística permite que viviendas residenciales se puedan convertir en ampliación del negocio, entre otros de locales de ocio. El caso más habitual es añadir una vivienda del primer piso al local de la planta baja. Actualmente hay unas 30 en el distrito Centro y pueden llegar a saturar aún más La Latina de locales debajo de nuestras casas.

Asociaciones vecinales y ecologistas piden conciliar los derechos de los residentes con la fiesta Madrid Orgullo

La Asociación de Vecinos de Chueca, la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Centro, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid y Ecologistas en Acción muestran su desacuerdo con la decisión anunciada por el Ayuntamiento de Madrid de eximir a la fiesta Madrid Orgullo del cumplimiento de la ordenanza de protección contra el ruido. Vecinos y ecologistas apoyan el derecho a la celebración de fiestas de cualquier colectivo en los espacios públicos pero conciliándolo con el bienestar vecinal

El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado su intención de declarar la fiesta Madrid Orgullo (MADO) de interés general con el objetivo de eximirla del cumplimiento de la ordenanza municipal de protección contra la contaminación acústica. Cada año, desde los últimos cinco, el Ayuntamiento de Madrid sanciona a los promotores de la fiesta por superar los niveles de ruido permitidos, lo que evidencia que existe un claro problema ambiental y de convivencia.

Asociaciones vecinales y ecologistas comparten su apoyo al derecho a la celebración de fiestas de cualquier colectivo en los espacios públicos de la ciudad pero conciliando el bienestar ciudadano. La cotidianidad de las personas residentes en el centro de Madrid cada vez es más complicada. El ocio nocturno, la proliferación de bares y terrazas, la conversión en hoteles y apartamentos turísticos de buena parte de los edificios del centro, el encarecimiento de la vida expulsan a sus habitantes.

Esta situación es un caballo de batalla para las asociaciones vecinales, que exigen soluciones al Ayuntamiento de Madrid. En este contexto, MADO –evento que se desarrolla fundamentalmente en la vía pública durante una semana coincidiendo con el Orgullo LGTB– es uno de los eventos que más perturba la vida de los habitantes del centro.

Y lo hace hasta tal punto que las personas residentes que se lo pueden permitir adaptan su calendario vacacional y se marchan durante esta semana. Los vecinos y vecinas sólo piden conciliar las celebraciones de la Semana del Orgullo con su vida diaria, pero el Ayuntamiento no ha sido hasta el momento muy receptivo a sus quejas.

MADO es un evento privado y con ánimo de lucro, promovido por AEGAL (Asociación de Empresarios y Profesionales para Gays y Lesbianas de Madrid y su comunidad), COGAM (colectivo LGTB de Madrid) y FELGTB (Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales). En la Comunidad de Madrid existen del orden de cuarenta colectivos LGTB que no participan en el evento o que, si lo hacen, deben hacerlo bajo las condiciones impuestas por MADO. Algunos promueven la fiesta alternativa Orgullo Crítico Madrid, que reivindica la inclusión de otros colectivos y otras formas de visibilizar sus derechos.

Vecinos y ecologistas consideran que eventos organizados con ánimo de lucro y gestionados por empresas privadas no deben ser objeto de trato privilegiado, ni eximidos del cumplimiento de la legislación de aplicación general, y menos usando atajos la declaración de ‘fiesta de interés general’.
 
Por ello, solicitan la realización de una mesa participativa de alternativas para compatibilizar la legítima celebración en las calles de festivales promovidos por colectivos LGTB con el bienestar de la ciudadanía residente en las mismas, entre ellas la vía de su tratamiento como festejo popular, donde por una parte se fijen límites geográficos y acústicos, y por otra se abra su organización a la libre concurrencia de colectivos y entidades sociales y culturales.