Sobre el falso derecho a hacer ruido

Reproducimos a continuación una carta de Armando Ojea Bouzo publicada en el Faro de Vigo el 07/06/14:

“Cuando se aborda el problema de los ruidos ocasionados por las actividades hosteleras, suele ser un tópico reducir la cuestión a contrastar el “derecho al descanso” de unos contra el “derecho al ocio” de otros. Ese planteamiento encierra algunas falacias acerca de las que conviene reflexionar. Por un lado, quienes ven perturbado su descanso ven pisoteado de forma directa su derecho a algo tan esencial como la salud, pero además muchos otros de sus derechos. Por ejemplo, el derecho a estudiar, a leer, o a desarrollar en sus domicilios otras actividades profesionales u ociosas para las que se requiere tranquilidad , sin que se vean interferidas por emisiones acústicas.
O sea, el derecho al desarrollo personal, a la intimidad o a la inviolabilidad del domicilio, entre otros. Todos ellos reconocidos como Derechos Humanos básicos o inalienables, y por tanto de mucho mayor rango que el derecho al consumo opcional de los meros productos comerciales, alcohólicos o sonoros, que suelen ofrecerse en bares, pubs o tabernas. Mucho más que mero “derecho al descanso”.
Por otro lado, como “derecho al ocio” suele entenderse exclusivamente el “derecho” a beber o a socializarse soportando ruido musical ambiental a alto volumen. Pero el tiempo de ocio puede llenarse de muchas otras maneras además de esa. Por ejemplo, aprender a tocar un instrumento o a bailar en una academia, a controlar un aeromodelo a motor, a pilotar un kart… Hay cientos de “hobbies” cuya afición genera ruido y por eso su desarrollo se prohíbe de noche.
Y desde luego mucho más en espacio público y en la cercanía de viviendas. O sea, que lo de “derecho al ocio” parece referirse exclusivamente al derecho a beber, a emborracharse, como si todo el “ocio” fuese ese. No existe “derecha el ocio” para los aficionados a otras actividades ruidosas, con muy buen criterio desde luego, y tampoco, como decíamos, para quienes precisan de serenidad para sus aficiones tranquilas. Por tanto, conviene revisar esos simplones y demagógicos términos para empezar a hablar en serio del problema.”

El Ayuntamiento convoca la Mesa de Convivencia de La Latina

El nuevo equipo de gobierno municipal en el distrito Centro considera que la recuperación de un espacio público de calidad para uso y disfrute del conjunto de la ciudadanía es un objetivo prioritario. Por este motivo nos ha invitado a participar en el primer encuentro de la Mesa de Convivencia de La Latina, que tendrá lugar el 9 de septiembre.

Esperamos que se trate de una iniciativa productiva, reproducible en otros barrios. Eso sí, acudiremos con una serie de ideas claras, como que el cumplimiento de las ordenanzas no se negocia, y que no se pueden poner en la misma balanza derechos e intereses.

Programa de las fiestas de La Paloma

Programa para este año:

PROGRAMA FIESTAS 2015

El formato es el mismo que en ocasiones anteriores. Para el próximo año han prometido cambios (está por ver en qué sentido).

Horario de ruidos:

  • jueves 13 y domingo 16: hasta las 2:00 del día siguiente.
  • viernes 14 y sábado 15: hasta las 2:30 del día siguiente.

(recinto ferial y actuaciones musicales: media hora más)

Rogamos a todos los que asistan que respeten a los vecinos

Sobre el APR en Ribera de Curtidores

Nota de prensa de la COORDINADORA DE ASOCIACIONES DE VECINOS MADRID CENTRO:

¡APR para todo el Distrito Centro YA!

Ribera de Curtidores para los vecinos: Queremos un APR de Embajadores íntegro

La noticia aparecida ayer en periódico ABC http://www.abc.es/madrid/20150806/abci-ribera-curtidores-asociaciones-vecinos-201508052054.html y otros medios de comunicación sobre el malestar de los comerciantes por la continuidad de las condiciones del APR de Embajadores nos deja perplejos a los vecinos ya que, al parecer, el PP estuvo negociando “durante años” la apertura al tráfico de dicha calle sin el conocimiento de ninguna de las Asociaciones Vecinales de la zona. Esto demuestra, una vez más, cómo se hacían las cosas en el ayuntamiento anterior y cómo sólo se atendían los intereses de unos pocos.

Expresiones como: “No han contado con la gente y lo teníamos hasta concedido, ha sido algo a traición”, nos dejan anonadados, ya que jamás en ningún órgano democrático de participación, ya sea el Pleno del Ayuntamiento o del Distrito, se ha tratado este tema, ¿o es que estos asuntos se deciden en despachos sin realizar propuestas en los órganos de participación?

Desde la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Madrid Centro apoyamos a la Asociación de La Corrala y a su presidente Manuel Osuna, que siempre mantiene diálogo, no solo con los vecinos, sino con todo el entramado comercial del barrio, velando por los intereses de todos y no de unos pocos. Dicha organización vecinal dialoga con todos los partidos políticos y representa a los vecinos de todas las tendencias políticas y sociales, sin estar adscrita, como dice el artículo, al partido que actualmente gobierna el Ayuntamiento.

También queremos denunciar que no se puede ir engañando a los vecinos para recoger firmas con informaciones falsas como que “a partir de ahora no te van a poder visitar tus familiares” o cuestiones por el estilo, ya que estas circunstancias están contempladas desde la implantación del primer APR, sin que hayan provocado problemas nunca.

Nos resulta sorprendente que los comerciantes de Ribera de Curtidores estén tan molestos con el APR de Embajadores cuando en el barrio de Las Letras son los propios comerciantes los que tienen un grado de satisfacción óptimo y lo consideran su tabla de salvación, viendo cómo el APR les permite organizar mercadillos estilo centroeuropeo, sacando el negocio a la calle, con un alto grado de satisfacción para ellos y su vecindario. 

Y para terminar, cuando se habla de APR por parte de los comerciantes, nunca se menciona la contaminación, el medio ambiente o los ruidos. Sólo se habla de negocio. Quizá algunos comerciantes no están a la altura de los tiempos actuales.

Por un centro habitable, una ciudad al servicio de sus ciudadanos y vecinos