Nuevo “SuperBAR” en el barrio

Cómo no teníamos bares en el barrio, nuestro siempre bienhechores próceres del Ayuntamiento de Madrid y su junta de distrito Centro ha otorgado una licencia de obras para que la clandestina tienda de muebles VAOVA en la plaza del Humilladero haga obras para la instalación de un bar cafetería. Menos mal, ya no sabía donde meterme en el barrio a tomar un café, una cerveza o un refresco.
La concesión de dicha licencia nace viciada de pleno derecho. No se pueden saltar las normativas urbanísticas cómo si no existieran. Estamos a la espera de recibir el expediente de dicha licencia y en cuanto lo tengamos en nuestras manos analizaremos dicho expediente con lupa de diez aumentos. Un Macro bar de copas disfrazado de bar cafetería es lo último que nos faltaba en este barrio. Sí como tienda de muebles han puesto barra en las Fiestas de La Paloma, ¿que no harían si tuvieran licencia de bar cafetería? Este hecho lo hemos puesto en conocimiento de la Junta de Distrito para que sancione pertinentemente al propietario del Vaova. Y este es el camino que de momento nos dejan a los vecinos, exigir sanciones a posteriori, tomar medidas a priori es en otros Ayuntamientos, no en el de Madrid.

Fiestas de La Paloma 2009

Esta asociación remitió un escrito al Ayuntamiento de Madrid exigiendo el cumplimiento de la normativa de fiestas que la propia Junta de Distrito Centro había acordado. ¿Qué ha ocurrido durante las Fiestas de La Paloma? ¿Se ha cumplido dicho normativa?

La respuesta, a los vecinos, casi nos causa dos tipos de reacciones: por lado perplejidad: ¿cómo va el Ayuuntamiento de Madrid a hacer cumplir una normativa restrictiva en cuanto al ruido, si estamos en fiestas? Por otro lado tenemos una sensación de impotencia y cabreo: ¿cómo es posible que el Ayuntamiento no exija dichos acuerdos de la comisión de fiestas en Junat de Distrito? Pues las respuestas empiezan a oler a dejación de funciones que se aceracn al cohecho. Las patrulllas de la Policía municipal elevan sus intervenciones (cuando las hacen porque hay efectivos suficientes) y en algún punto de la burocracia se imponen criterios nada claros. Hablando en plata, en alguna parte de la cadena burocrática se paran expedientes, se mira a otro lado y se deja que bares sin licencia sigan operando o incluso abran sus puertas para enriquecerse ilicitamente. Os resumo las opiniones que han llegado al foro para que os hagais una idea de lo que hay que sufrir para vivir en el barrio:

-Un vecino comentaba: “Yo creo que los que vamos a sufrir las fiestas y no podemos salir corriendo tenemos que llamar insistentemente a la Policía Municipal exigiendo lo de la música y las barras.”

-la situación en la Paja ha sido la que nos comentaba una vecina: “Yo voy a intentar huir porque, de momento, en mi plaza (la de la Paja) hoy
ya están ensayando desde media tarde y no hay quién pare. En cualquier caso, lo que creo yo que deberíamos hacer es recoger toda la información que podamos. Por ejemplo, hoy, a las 15 horas, más o menos, Corazón loco (¿se llama todavía así?) tenía un gran altavoz en la calle y otro en una de sus puertas con la música a toda pastilla. Uno de los bares irlandeses o así, que están en la Angosta de los Mancebos, tiene instalado toda la barra en la acera y hay que bajarse a la calle para pasar…. y me imagino que etc, etc..”

-“Si puedes huir tienes suerte, yo encima tengo que madrugar más que el resto del año, así que ya veremos cuanto dormimos. Habría que plantear si en estos días organizar partidas de cartas para no estar en
la cama pensando en las fiestas”

-“Los bares están empezando a sacar las barras y obstaculizar la acera, están reservando el espacio delante de sus locales, y me temo que se va a repetir lo de todos los años. Por mi no va a quedar el dar la lata todo lo que pueda.”

-“la policia de Sacramento no tiene normativa , pues su central es Montera, y en esta los turnos de mañana no saben nada”

-“Para mí, las fiestas son una declaración de guerra contra todos los que vivimos en la zona”

-“el ayuntamiento fantastico¡¡ : anoche permitió en toda la Cava Baja lo de siempre: altavoces en la calle, hasta altas horas y volumen muy elevado, y algunos bares con barras en toda la calle que impedián el acceso al propio bar: asi que el urinario ha sido la calle, y esta mañana a las 8 han venido a taladrar para reparar algun pivote: resumen: musica hasta las cuatro más o menos y taladro a las 8 de la mañana, todo esto un miércoles…Y creerme esto va a peor…”

-“como es posible que el Bobano y el Vao-Vao(o como se llamen) no permitar pasar por la cera y haya que pasar por la carretera, teoricamente si no lo entendí mal cuando fuimos a la reunión para las fiestas la barras que ponen no pueden impedir el paso al local (para que la gente entre a hacer sus necesidades) y se tienen que quitar al terminar el horario, y sobre la música, creo recordar, que no estaba permitido sacar música fuera del local.”

-“Crónica de la noche: en la Plaza de la Cebada el Retrobar y otro que está enfrente, además de tomar posesión de la acera para instalar los mostradores, han tomado posesión de la calzada para instalar mesas. Música a tope en todos los sitios, casi siempre, o siempre, con los altavoces en las ventanas de los establecimientos (¿para que no se pueda decir que los instalan en la calle?). El Estragón (o el tío Timón) ocupando la acera con sus mesas de tal manera que se tiene que bajar a la calzada para pasar por ahí. La Musa Latina deja montado todo el día el mostrador. Por si era poco todo lo de anoche, esta mañana, antes de las 7 de la mañana, y a pesar de tener puestos unos estupendos tapones de cera, me ha despertado en la Plaza de la Paja un ruido ensordecedor de lo que parecía ser el motor de una máquina o algo similar (recordaba al ruido que hacen esas máquinas que llevan algunos barrenderos para juntar las hojas) que quizá provenía de la “tienda” que tienen allí instalada, aunque no estoy segura de que viniera de allí o de donde. Por supuesto, mierda y meados por doquier.
En fin ¿hasta dónde aguantará nuestra paciencia?”

En fin quien ha tenido la suerte de no SUFRIR las fiestas de la Paloma se ha librado. A quien le haya tocado, paciencia que intentaremos que el año que viene SÍ se cumplan unos mínimos (recordemos que acordados por el propio Ayuntamiento, que nosotros no imponemos la normativa, es el Ayuntamiento el que la redacta y no la hace cumplir) y no permitiremos que el enriquecimiento de unos pocos sea a costa de nuestra salud. Para conseguirlo, la unión hace la fuerza.