Rodajes cinematográficos en el barrio: un escaparate de camiones

Hoy en el barrio hay al menos tres rodajes simultáneamente: San Francisco, Morería y Cava Alta. Según nuestras cuentas son aproximadamente 70 plazas menos de las que dispondremos para aparcar en zona verde (de residentes).
Como ya hemos expuesto muchas veces la Asociación no se opone a que se hagan rodajes en nuestro barrio, entendemos que son necesarios y estamos encantados de ver que a mucha más gente que a sus vecinos les gusta el barrio en el que hemos decidido vivir.Lo que no entendemos es porqué el Ayuntamiento actual, al igual que el anterior, no facilita a los vecinos que las molestias que generan los rodajes sean lo mínimo posible.
Con este fin nos dirigimos a Movilidad y a la Junta de Centro el pasado 26 de febrero proponiendo varias medidas que mitigan en parte el problema:

1)      Consideramos que al ser el espacio para aparcamiento de residente es reducido y que si la reserva que se hace por parte de la productora es en plazas verdes se podría habilitar las plazas azules para uso de los residentes mientras que dura el rodaje.

2)  El espacio reservado en bastantes ocasiones se utiliza para aparcar vehículos particulares y no de rodaje. Se debería de vigilar.

3)   Algunos de los camiones de rodajes suelen descargar y en algunas ocasiones permanecen aparcados y sin uso en la zona de rodaje. Se podría optimizar el espacio si una vez realizada la descarga los camiones sin uso se dejan en la zona la calle de Segovia, junto al viaducto, que suele haber más espacio en la zona azul.

4)       Los ruidos en horarios de descanso, la ocupación de catering de las aceras y cables, la toma de las plazas durante horas sin que sea necesario, etc. Son cuestiones que se pueden cuidar y que el Ayuntamiento y el departamento que da los permisos debe de tener en cuenta y hacerlo llegar a los autorizados para que lo tengan en consideración ¿es tan complicado hacer una hoja con estas recomendaciones?.

Y la contestación no pudo ser más desalentadora, resumiendo:
– Que al conceder los permisos el Ayuntamiento tiene en cuenta el equilibrio entre los diferentes derechos y que tenemos que mantener unas relaciones de convivencia regidas por la colaboración y la buena voluntad (Tres rodajes en un mismo día no lo vemos equilibrado y que sepamos nunca hemos tenido mala voluntad, sólo pedimos cabeza a la hora de conceder permisos).
– Que no encuentran cobertura legal para las alternativas que proponemos los vecinos y que tendrían que cambiar las ordenanzas (Sabemos que en zona de detrás de Gran Vía cuando reservan plazas para los teatros los residentes si pueden aparcar en azul, debe de ser que la ordenanzas para La Latina son distintas, ¿no son ellos los que autorizan para la ocupación de la vía pública? pues que apliquen este mismo artículo para beneficio de los vecinos).
– Y para acabar de rematar nos dicen que si vemos cosas que no se cumplen llamemos a la policía (Ya está bien de que tengamos que vigilar nosotros el barrio que lo haga quien concede los permisos o quien tiene las competencias: la policía).
Así pues nos quedan dos días estupendos con el deficit de plazas que tenemos, sin aparcamiento público en la zona, con dos APRs que nos rodean y 70 plazas menos vamos a tener que meterlo en nuestra casa.

Un comentario en “Rodajes cinematográficos en el barrio: un escaparate de camiones

  1. Una GYMKANA mañanera.

    Cada día llevo a los niños al cole y más que eso parece que estoy en una prueba de paciencia mañanera. A veces miro por si hubiera cámaras filmando y fuera un programa de inocentadas. Pero no, para mi tristeza , no lo es. Esta mañana se ha repetido el corte de Cava Baja y Final de Cava Alta (creo que tiene otro nombre) . Dos hormigoneras estacionadas durante más de tres horas en medio de cada una de las calles: obras de dos nuevos bares. Tercera semana consecutiva. Ahora toca sortear el corte diario de Cava Alta durante diez minutos por el camión de vidrio, siempre sobre las 9 am. Siguiente: esperar el tiempo que decida uno de los agresivos conductores de los camiones que descargan bebidas para los bares en la Cava Baja, hasta que sigue adelante para aparcar en la zona de descarga vacía que está a 20 metros de donde ha parado en medio de la calle. Superada la prueba del taxista que toca la bocina como si el mundo se fuera a acabar en el minuto que los niños tardan en montar en el coche, seguimos y nos encontramos con que tenemos que buscar una alternativa porque la calle de las Cortes está también cortada (a lo mejor de ahí su nombre) y la de La Cruz es un muelle de descarga permanentemente colapsado. Teniendo en cuenta que venimos de haber conciliado agradablemente el sueño entre canciones como oeoeoeoe y a mí me gusta el pipiripipi (de la bota empiná), entre gritos de júbilo de los jóvenes que celebran con penes en la cabeza su despedida de soltero y una vez sorteado el colorido adoquinado de residuos gastrointestinales provocado por vómitos y meadas y disfrutado del aroma de la nube de humo que sube de los alegres ciudadanos que fuman y vociferan debajo de mi balcón justo en la puerta de nuestro querido bareto de abajo (uno de los dos que le toca a cada portal ), entonces sí , entonces estamos preparados para un nuevo día en nuestro maravilloso rincón de la ciudad que a la gente tanto le gusta. Queridos amigos del ayuntamiento, quizás fuese buena idea montar unos cursos de zen mañanero para los vecinos de las cavas antes de que esto se convierta en otra Siria. Lo digo sin encono.

Gracias por tu aportación, en breve la verás publicada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s