San Bartolo: Coca – Cola me lo guisa… Yo me lo como…

El distrito Centro es una división administrativa de Madrid que comprende la zona más antigua de la ciudad: el Madrid de los Austrias, Plaza Mayor, Gran vía, Chueca, Latina, etc.

Vivimos en él, según los datos de Wikipedia, 149,718 habitantes. Con una densidad poblacional (según esa misma fuente) de 28.587 habitantes/km². Casi 150.000 vecinos, trabajadores, jubilados, en paro, jóvenes, niños, que estamos enamorados de nuestros barrios y queremos conservarlos y defender su habitabilidad.

Nuestro Ayuntamiento, a diferencia de todas las principales ciudades del mundo, en lugar de conservar el centro histórico y preservarlo para un turismo cultural, familiar, de transeúntes que paseen y lo disfruten, está vendiendo a particulares (empresarios de hostelería) el suelo público, de todos, para hacer negocios con las terrazas a razón de 72€ anuales por silla. ¿Ya han calculado cuanto se tarda en amortizar?

Estos torpes y miopes gestores hablan de las tabernas como sector estratégico… como si fueran investigadores o científicos, o como si fuera la industria aeroespacial. ¿O es que es que para ellos este es el I+D+i de nuestra ciudad?

Independientemente del latrocinio que es hurtar a sus verdaderos dueños (todos los vecinos) el usufructo de las calles y plazas para que empresarios (de los que hay muchos que incumplen las ordenanzas municipales en sus actividades y están denunciados) se beneficien de estos espacios de todos, nos gustaría detallar las ventajas e inconvenientes del modelo de ciudad que este Ayuntamiento lleva implantando, desde hace una década, en nuestros barrios.

• Ventajas:
– Dinamización de la economía de la zona
– Impulsar el turismo
– Creación de empleo
• Inconvenientes:
– Planes económicos basados en el consumo de alcohol nocturno (la célebre noche de Madrid) y, últimamente, de bajo costo.
– Empleo precario y de baja calidad (los hosteleros contratan por fines de semana y por horas).
– Diferencia escandalosa entre el visitante de las mañana y el nocturno. Unos son esas familias que visitan un centro histórico, y los otros son fiesteros que basan su diversión en la mejor oferta del distrito: el alcohol.
– Imposibilidad de pasear, tranquilamente y sin obstáculos, por un tercio de nuestras plazas y calles anchas (nos salva, en algunos casos, el urbanismo casi medieval de muchas calles que no llegan a los cinco metros de ancho total).
– Masiva afluencia de bebedores de jueves a domingo.
– Imposibilidad de descanso nocturno de los vecinos, a pesar de estar -buena parte del distrito – declarado como ZPAE (zona de protección acústica especial).
– Suciedad y degradación de los barrios.
– Éxodo de los vecinos que malvenden o alquilan sus casas a jóvenes de Erasmus y residentes de paso.

Todo esto genera un círculo vicioso que se alimenta y crece con las políticas de este Ayuntamiento. Convirtiendo un barrio residencial e histórico en un barrio inhabitable para sus vecinos. Un barrio con exageradas carencias en infraestructuras y dotaciones elementales como: parques infantiles, polideportivo, plazas de aparcamiento, etc.

Y todo esto se concentra y resume en esta noticia de la que, el orgulloso nuevo Concejal Presidente de este distrito Centro, es protagonista… Y una pregunta: ¿qué hace nuestro Ayuntamiento en una campaña de marketing de una multinacional?

Disfruten de sus sesudas declaraciones:

Por su parte, el concejal del distrito Centro de Madrid, David Erguido, ha mostrado el apoyo institucional a esta campaña y “anima a apoyar este sector tan importante”. “Tenemos que ser conscientes de lo que hacemos bien como nación y sabemos mucho de hostelería. Es una marcha distintiva de España”, ha apostillado.

http://www.20minutos.es/noticia/1858135/0/san-bartolo/benditos-bares/coca-cola/

Coincide en el mismo fin de semana que el Gobierno Central sube los impuestos de las empresas y del alcohol, pero no el de la cerveza y el vino: todo por la calidad y el empleo.

Un ejemplo claro de que no es la afluencia de visitantes lo que degenera un barrio sino el fin de esas concentraciones, es el ejemplo del Rastro. Fenómeno que concentra todos los festivos miles y miles de visitantes y que, en la cantidad de años que está vigente, no ha cambiado el barrio. Cosa que sí ha hecho, en menos de diez años, la desordenada concesión de licencias de hostelería y terrazas y el fin último de esas actividades: el consumo de alcohol.

Apostemos, de verdad, por un turismo de calidad y por los vecinos, por un Distrito de interés cultural y comercial y por unos vecinos que quieren seguir estando orgullosos de donde viven: el Madrid de los Austrias, la Plaza Mayor donde paseaba Felipe II o el barrio de Chueca adalid de la libertad de sus vecinos.

Logo Asociacion 2012 SIN CC

Gracias por tu aportación, en breve la verás publicada.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s